Quiénes somos | Contactar

Bodas íntimas… ¡y en casa!

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “será una boda íntima” y acaban por ser súper bodas de 300 invitados?  

Una boda con los más íntimos no sólo te da la oportunidad de estar pendiente de todos los invitados, de que estén mimados y de que no les falte ni un solo detalle. También, es una ventaja a la hora de repartir el presupuesto de tu boda, ya que puedes invertirlo en detalles como centros de mesa más elaborados, una pequeña orquesta en directo, regalos más personalizados para los invitados… Una boda íntima es cómoda y familiar, y ¿qué más familiar y cómoda que en tu casa? hoy hablamos de celebrar una boda en tu propia casa.

 

 Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen: Floataway Studios
Vía Green Wedding Shoes

 

Una casa espaciosa con jardín puede ser el lugar perfecto para celebrar una boda de 50 hasta 70 invitados. Claro, todo ello depende de la casa y de sus instalacione, si tú no eres de los afortunados que cuentan con algo así, investiga entre amigos y familiares, a ver qué puedes conseguir. Para organizarlo todo bien, puedes ayudarte de una wedding planner que te ayude con los preparativos de la boda y para que la decoración de tu casa este a la altura de la celebración y de cómo quieres que sea.

 

Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen:  Callaway Gable
Vía Green Wedding Shoes

 

Olvídate de desplazarte de un lado a otro el día de tu boda. Vístete en tu habitación y baja al jardín a dar el “Sí, quiero” a tu marido bajo un pequeño altar ante la atenta mirada de todos los invitados. Pueden estar de pie (y vosotros un poco elevados) o poner sillas plegables de madera para que sea más fácil retirarlas para dar paso al aperitivo.

Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen: Larissa Cleveland
Vía: Green Wedding Shoes

 

Para celebrar una boda íntima y en tu casa debes tener claro qué hacer con el banquete. La idea de hacer un aperitivo de pie es la más cómoda y práctica para todo el mundo poniendo estaciones con sillas y mesas en diferentes esquinas para que los invitados más mayores puedan sentarse y apoyar los platos. Pero si queréis contar con un menú tradicional de varios platos, una mesa en forma de U o J te permitirá estar pendiente de todos los invitados y estar todos juntos, lejos de las mesas redondas  individuales.

Al ser una boda íntima, puedes contratar a un pequeño servicio de catering que se encargue de servir y de estar pendiente tanto de vosotros como de los invitados durante todo el banquete. Ellos lo tienen todo controlado y serán los encargados de retirar los platos cuando lo requiera y traer el pastel. 

 

 Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen: Wedding chicks

 

Una boda en casa

Imagen: Wedding chicks

 

Guirnaldas o un sistema de iluminación con velas o luces cálidas combinadas con una decoración floral sencilla con algún arco o centros elaborados a mano puede ser la clave para que tu banquete sea de lo más romántico y logrado. Sin dejarte los centros de mesa, uno de los elementos que más se fijan los invitados y que más viste en una boda. Y como no, unos bonitos cartelitos en las sillas de los novios darán un toque genial. Todo ello lo puedes hacer tú misma sin dejarte mucho dinero, ya que para un espacio pequeño serán pocas flores necesarias y para un banquete minoritario, pocos centros de mesa.

 

Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen:  Kitchener Photography
Vía Green Wedding Shoes

 

Bodas íntimas... ¡y en casa!

Imagen: Wedding Chicks

 

Una boda en casa

Imagen: Larissa Cleveland
Vía Green Wedding Shoes

 

Una boda en casa

Imagen: Marion Heurteboust
Vía Green Wedding Shoes

 

Durante el banquete puedes contratar a una pequeño grupo de música clásica o de jazz que ambienten la hora de la comida. Música tenue que permita alegrar la celebración sin cortar las conversación. ¡Ojo! Estudia donde pondrás a la banda, no muy cerca de los invitados tener una banda encima mientras comes puede ser un tanto molesto. Además, como imaginamos que el espacio será pequeño no necesitaréis amplificación. 

 Una boda en casa

Imagen: Wedding Chicks

 

Llega la hora de la fiesta. Cambia las sillas y las mesas por puff de colores distribuidos por el jardín para los que no tengan muchas ganas de baile. Puedes mantener la banda de música o sustituirla por un DJ, que bien puede ser algún amigo con un ordenador y unos buenos altavoces, no necesitas mucho más…

 

 Una boda en casa

Imagen: Floataway Studios
Vía Green Wedding Shoes

 

Una boda íntima en casa te da la oportunidad de ahorrar y conseguir detalles más elaborados. Además de estar rodeada de los tuyos y poder atenderles de una forma más personal.

¡Con una boda en casa, todo queda en casa!

¡Comparte en tus redes sociales!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio y ofrecer la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies