Quiénes somos | Contactar

Luna de miel en París: ¡viva el amor!

Refugio de bohemios y artistas, ciudad icono de la moda y destino romántico por excelencia. ¿Te apuntas a una luna de miel en París? La capital francesa es, desde hace varias décadas, la ciudad elegida por muchísimas parejas para disfrutar de unos encantadores días juntos. Recorrer la avenida de los Campos Elíseos, entre la plaza de la Concordia y el Arco del Triunfo, o dar un agradable paseo por el barrio de Montmartre hasta llegar a la basílica del Sagrado Corazón son sólo algunas de las infinitas posibilidades que ofrece. Así que si queréis olvidaros de largas horas de avión y sois más viajeros amantes de la Vieja Europa, París es vuestro destino ideal para la luna de miel.

El entretenimiento está asegurado en la ciudad de la luz puesto que su oferta cultural, entre las que destacan los museos del Louvre y D’Orsay o el cabaret del Moulin Rouge, está a la cabeza de las capitales mundiales. La recordada frase de Humphrey Bogart en la película Casablanca, “siempre nos quedará París”, tomará fuerza cuando vosotros contempléis las famosas Torre Eiffel y la catedral de Notre Dame o cuando os acerquéis a visitar el impresionante Palacio de Versalles a las afueras de la ciudad.

¿Casarse en la Torre Eiffel?

Lamentablemente, no está permitido casarse en ninguno de sus pisos y aquellos que desean dar este paso cerca de la torre sólo pueden hacerlo sobre las aguas del Sena, en uno de los románticos recorridos que organizan diversas embarcaciones. Eso sí, la sesión fotográfica en el Trocadero con vistas al monumento de Eiffel o bajo sus arcos de 39 metros de altura son cita ineludible para los novios que quieran darse el “oui je le veux” en la ciudad de la luz.

¿Dónde dormir en la ciudad del amor?

A pocos pasos de los Campos Elíseos, se alza el Four Season George V en un edificio de ocho plantas construido el año 1928. El lujo y el gusto por el arte barroco son parte intrínseca de la decoración de cada una de sus 245 habitaciones. En la mayoría de ellas se puede disfrutar de espectacular vistas de París, gracias a sus terrazas privadas. Exclusivo y señorial, este hotel de cinco estrellas dispone de un completo spa decorado en mármol blanco y con pinturas del siglo XVIII. Además, en el galardonado restaurante Le Cinq, merecedor de dos estrellas Michelin, las parejas podréis disfrutar de la mejor cocina francesa.

¡Si te gustó este artículo comparte ahora!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio y ofrecer la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies