Quiénes somos | Contactar

¡Yo no puedo comer eso!: menús especiales

El momento del banquete de boda es uno de los mejores de la celebración porque disfrutáis con vuestros invitados de la comida, pero puede darse el caso (y frecuentemente pasa) de que alguno de los asistentes a vuestra boda sea intolerante a algún alimento, tenga alergia o no pueda comer algún ingrediente del menú nupcial. Y diréis, “¿qué hacemos en estos casos?” Estos rápidos consejos harán que todo el mundo acabe satisfecho y no haya sustos.

 

¡Yo no puedo comer eso!: Menús especiales

Imágenes: Laurel McConnell y Adam Nyholt

Via: Junebug Weddings

 

La intolerancia al gluten, la lactosa, a los frutos secos o al marisco son algunas de las más frecuentes y, paradójicamente, son algunos de los alimentos que suelen servirse en las bodas. Aunque existen restaurantes especialmente dedicados a este tipo de casos, esto no sería un motivo suficiente para condicionaros en la elección del lugar donde celebrar el banquete. Directamente podéis intentar evitar estos elementos en los entrantes y en el menú general, pero lo más fácil sería que cuando los invitados a vuestro enlace confirmaran su asistencia, les preguntaseis sobre este tema para no tener problemas. Luego, deberíais hablar con el maitre o el encargado del banquete para indicarle cuántos platos sería necesario cambiar, para quién serían esos platos (para que en el momento de servirlos no hubiese equivocaciones catastróficas) y decidir las opciones alternativas.

 

¡Yo no puedo comer eso!: Menús especiales

Imágenes: Yvette Roman Photography, Eric Uys Photography y Stephanie Williams

Vía: Junebug Weddings

 

También se puede dar el caso de que entre vuestros invitados haya personas que, por enfermedad o creencias religiosas no puedan comer ciertos tipos de alimentos como algunas clases de carne o, directamente, no la puedan comer, en el caso de vegetarianos o veganos. El procedimiento sería el mismo: buscar un menú alternativo. Además de cambiar los platos, deberíais pedir que en la carta del menú se explicase lo más detalladamente posible qué alimentos han sido utilizados.

 

¡Yo no puedo comer eso!: Menús especiales

Imágenes: Meg Perotti, Belathee Photography y Laurel McConnell

Vía: Junebug Weddings

 

Por último, ¿habéis considerado en hacerlo todo un poco más informal y hacer un menú tipo bufé? Esto os quitaría quizás muchos quebraderos de cabeza y seguro que todo el mundo acabaría contento y lleno, sobre todo en el caso de que sufran estas intolerancias alimentarias.

 

¡Yo no puedo comer eso!: Menús especiales

Imagen: Belathee Photography

Vía: Junebug Weddings

Y vosotras, ¿contáis con algún caso de este tipo?

¡Comparte en tus redes sociales!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio y ofrecer la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies