Quiénes somos | Contactar

Sienta bien a tus invitados

El día de vuestra boda queréis tener a todos vuestros seres queridos lo más cerca posible, pero a la hora del banquete tenéis que decidiros y organizarlos. Y diréis: ¿tenemos que priorizar a algunas personas por delante de otras?, ¿cómo colocamos a cada persona de forma correcta? Sabemos que ésta es una de las cuestiones que más os inquietan, pero ¡no os preocupéis, os traemos algunos consejos para que cada uno tenga su lugar ideal y tengáis una celebración perfecta!

 

Sienta bien a tus invitados

Imagen: Holland Photo Arts

Via: JunebugWeddings

 

Hay distintas formas de organizar las mesas de banquete. Primeramente, en la mesa principal, que puede ser imperial o redonda y que se sitúa al final del salón o en el centro, se sientan los novios con sus respectivos padres, y también, en algunas ocasiones, los padrinos. Sin embargo, puede darse el caso de que los padres estén divorciados. En este caso, si la relación es cordial, deberíais situarlos con vosotros y junto a sus actuales parejas (si las hubiese). Si, por el contrario, la relación no es buena, lo mejor es que los situéis junto a sus respectivas familias. En cambio podríais sentar a vuestros hermanos o amigos íntimos en la mesa presidencial, esto daría también un aire más divertido a la mesa.

A continuación, y teniendo ya las listas de invitados de cada parte, deberíais juntarlas e ir haciendo grupos por categorías: familia, amigos, compañeros de trabajo… y ver cómo podéis relacionar a los asistentes. Una vez tenidos en cuenta los distintos grupos (que deberían estar cerrados o casi cerrados como tarde una semana antes del enlace para evitar problemas) hay que decidir la forma de las mesas, para ver cuál se adapta mejor a vuestra cantidad de invitados, a vuestro lugar…

 

Sienta bien a tus invitados

Imagen: GH Kim Photography

Via: JunebugWeddings

 

Las mesas pueden tener forma redonda, alargada, en U, o en T. Las mesas de forma redonda son muy recomendadas en bodas con muchos invitados, pues los asistentes se distribuyen en pequeños grupos de personas que se interrelacionan fácilmente entre ellas. Es una buena opción porque facilita la afinidad, sin embargo, lo más complicado es conseguirla. Además, cabe destacar que lo ideal sería que las personas más mayores o relevantes de las mesas, como los abuelos, miren hacia la mesa principal. Las mesas alargadas, que se suelen situar perpendicularmente a la principal, no son muy utilizadas pero son igualmente una buena opción porque, como en la mesa redonda, los invitados pueden hablar con los asistentes de delante y lados. Estos dos tipos de organización tradicionalmente sitúan a los invitados más especiales más cerca de los novios.

La mesa en forma de U y en forma de T coinciden en que la pareja y las personas destacadas siguen estando en el lugar preferente, pero los demás asistentes no están dispersos, sino que todos están sentados juntos y se facilita el trato y la visión. Son formas aconsejables para bodas íntimas o con pocos invitados porque sino sería complicado y la mesa sería kilométrica.

 

Sienta bien a tus invitados

Imagen: Jessica Burke

Via: Oncewed

Una vez decidida la forma de la mesa, deberíais pensar en cómo vais a comunicar a vuestros amigos y familiares el lugar que ocupan.

Finalmente unos consejos finales:

    • Cuidad mucho la afinidad. No sentéis juntas o cerca a personas con una enemistad o roces patentes, podría acabar mal. Tened muy en cuenta los gustos, ideales, las edades de los invitados, así como sus necesidades.
    • Al contrario de lo que parece, no es recomendable que hagáis una mesa de solteros, se pueden sentir ofendidos. Apostad por juntarlos en otras mesas,  donde creáis que pueda haber afinidad, aunque no conozcan a los otros invitados, así harán relaciones.
    • Si hay niños menores de 3 años, sentarlos con los padres. Si son mayores, podéis hacer una mesa de niños (que esté cerca de los padres pero que no moleste a los demás invitados) ya que se divertirán más. Para distraerles, además, podéis contratar animadores, cuidadoras o pensar en algún detalle o chuchería que les guste.
    •  En el caso de que haya invitados extranjeros podéis poner a representantes en cada mesa para ejercer de guías y hacer que se integren.
    • Alternar mesas dicharacheras con mesas más serias, así haréis que la alegría de vuestro enlace se contagie a todo el mundo.
    • Si necesitáis una manera más cómoda y gráfica para llevar a cabo esta tarea podéis encontrar diferentes aplicaciones que os facilitaran el trabajo.

 

¿Sabéis ya quiénes tendréis cerca en vuestra boda y cómo los colocaréis en el banquete?

¡Comparte en tus redes sociales!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio y ofrecer la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies