Quiénes somos | Contactar

Tendencias en bodas de 2021

La situación provocada por el Covid ha hecho que las bodas cambien y los wedding planner se hayan tenido que adaptar a este nuevo escenario. Lo vimos en 2020 y así seguirá siendo también durante los próximos meses.

Además de por la incorporación de medidas de prevención e higiene como el uso de mascarilla, el mantenimiento de distancia de seguridad, presencia de gel hidroalcohólico o termómetros, entre otras, los enlaces han evolucionado mucho en poco tiempo.

En este sentido, desde el blog UNA BODA DESEADA hemos detectado varias tendencias para estos eventos en la nueva temporada, tanto por lo que se refiere al tipo de boda, como a los espacios, los detalles…

• Más íntimas, cercanas y personales. Se reduce el número de invitados, ya que si algo nos ha enseñado esta situación es que lo más importante es disfrutar del tiempo con los que realmente nos importan. ¡Porque los compromisos han pasado definitivamente a la historia! Las bodas son más íntimas: solo familia y amigos. También mucho más cercanas. Pero no en cuanto a besos, abrazos y achuchones (este 2021 probablemente sigamos con limitaciones en este sentido), sino en cuanto a emotividad. Porque unas palabras desde el corazón, una carta personal o un vídeo de fotos pueden superar incluso el contacto físico, por mucho que te parezca imposible. ¡Así que nuestro consejo es que: ¡no dejes de sorprender a los tuyos!

• Mesas separadas. Lo vimos el año pasado y será una de las medidas que permanecen este 2021. Normalmente las fincas y hoteles suelen contar con espacio de sobra, por lo que esto no suele suponer problema en un tiempo en el que además los aforos de personas son más reducidos, por lo que suele haber más sitio. Y esto resulta fundamental para que los invitados se sientan cómodos y a gusto, sin tensiones.

Imagen de Bodega Sommos

• Se reduce el cóctel y aumenta el tiempo en mesa. Según nos cuentan expertos del sector y profesionales de los cáterin, el cóctel ha sido uno de los momentos más complicados de las bodas de estos tiempos. Y es que este momento reúne en sitios concretos (barras, mesas de apoyo, stands) a muchas personas al mismo tiempo. Por ello, los han tenido que adaptar a la nueva normalidad, tomando importantes medidas para garantizar la seguridad de todos (personal e invitados). Destacan la instalación de mamparas, la innovación en la forma de servir a los comensales, los cambios en la operativa y dinámica… Limitaciones que han hecho que se rompa la tendencia que se seguía hasta el momento, donde reinaba el gusto por un prolongado cóctel, con muchos pinchos y bocados diferentes. Se reduce, por tanto, el cóctel y, en su lugar, se amplía el tiempo en mesa, por lo que las sobremesas cobran protagonismo.

• Agrupaciones por familias. El Covid también ha cambiado la forma de organizar las mesas. Antes, los invitados se separaban por parentesco (mesa de los tíos, de los primos, de los niños…) Pero, a partir de ahora, en muchos casos, los novios prefieren distribuir las mesas por familias (mesa de los García-Paredes, mesa de los Paredes-López…) El objetivo es fomentar la seguridad y hacer que todo el mundo se sienta a gusto y tranquilo en un momento clave y extenso en el tiempo como son el almuerzo o la cena.

Imagen de Pexels

• Recuerdo a los que no están. Ahora más que nunca cobra especial significado mantener en la memoria a familiares y amigos que no pueden estar con nosotros este día. Algunos han fallecido y otros son personas mayores, grupos de riesgo, que debido al miedo al virus, se quedan en casa por prevención. ¡Porque siempre es bonito recordarles! Puedes apostar por un rincón donde aparezcan fotos suyas bajo un claim tipo: “Vosotros también formáis parte de este día”. También acudir a la tecnología para que asistan, aunque sea de forma virtual, a la ceremonia de vuestro gran día.

Imagen de Las Casas de Adamil

• La nostalgia está de moda. Este 2021, el dicho “cualquier tiempo pasado fue mejor” toma mucha fuerza. La situación ha hecho que miremos atrás, que recordemos, que comparemos todo con el pasado. Por ello, ha aumentado (aún más, si cabe) el gusto por lo vintage. ¡Toma nota de esta tendencia porque es una de las claves de esta nueva temporada!

• Infinidad de bodas. Al contrario que 2020, 2021 va a ser un año repleto de bodas, ya que a las aplazadas se suman las previstas de forma inicial para ese año. Seguro que muchos de nuestros invitados tendrán varios enlaces este año. Debes esforzarte para que vuestra boda sea más especial que nunca y se diferencie del resto. Y esto dependerá de la personalización y del cariño que pongáis en cada detalle. ¡Porque todo cuenta!

• Preferencia por espacios exteriores. Muchos novios dudaban a la hora de hacer una boda interior o exterior. Antes era impensable hacer una boda exterior en pleno mes de febrero, pero hoy en día, los novios priorizan la salud de sus invitados frente al Covid por encima de cualquier cosa. Por eso, muchos arriesgan un poco más con la meteorología antes que jugársela con el bienestar de los invitados, que se sienten menos seguros en espacios pequeños y cerrados.

Imagen de Pexels

• Mascarillas, un complemento más. Los invitados de las próximas bodas no solo tienen que elegir traje o vestido, zapatos, bolso y complementos. ¡También tienen que pensar en la mascarilla! Y es que este elemento obligatorio parece que ha llegado para quedarse. De hecho, muchos ateliers han desarrollado una nueva línea de negocio y ofrecen mascarillas a juego con los vestidos y trajes para que tu look sea lo más homogéneo posible. Personalmente, soy partidaria de diseños neutros y discretos, para que en ningún caso este accesorio se convierta en el protagonista. Recordad que la mascarilla debe llevarse en todo momento. Salvo cuando se come o bebe. También se suelen hacer algunas excepciones durante la sesión de fotos, aunque hay que intentar evitar el riesgo.

• Preboda/postboda o reboda pasan a la historia. Muchos novios agasajan a sus invitados el día anterior a la boda con una cena y copas con la familia y los íntimos. Esto se conoce como preboda. Otros en cambio lo hacen después (en la llamada postboda o reboda) y, al día siguiente, se reúnen con los invitados para comer, recordar el día anterior y despedirse. Sea como sea, este tipo de celebraciones está dejando de realizarse debido a la pandemia. El objetivo es minimizar el tiempo y evitar así aglomeraciones más allá del “día D”. Lo cierto es que es una pena que se supriman este tipo de eventos, ya que a los novios les encanta tener ese tiempo extra para disfrutar de su boda y de sus invitados.

Espero que estas tendencias os resulten útiles. Lo cierto es que, sea como sea, tenemos muchas ganas de arrancar con la temporada de bodas 2021.


Por Beatriz Fernández, del blog UNA BODA DESEADA

¡Comparte en tus redes sociales!

Utilizamos cookies para mejorar nuestro servicio y ofrecer la mejor experiencia de usuario. Más información en política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies